RASGAR EL VELO DE LA DUALIDAD

11223697_973112879376924_4013647546812005360_n

“Todas las creencias que posiblemente tengamos están alineadas correctamente con nosotros a cada instante. Es tiempo de examinarlas a todas y soltar esas que implican limitaciones básicas, como, ―no puedo hacer este trabajo porque no soy lo suficientemente listo, o, ―no puedes tener todo en la vida, o incluso, ―todos debemos envejecer y morir. Es hora que nos demos cuenta de que cualquier idea que aceptamos como la verdad es una creencia que mantenemos. Esa creencia crea y forja nuestra realidad personal.

Una vez que identifiques una creencia, puedes cambiarla y puedes crear una nueva realidad. Si te sientes enojado o triste acerca de algo, pregúntate qué creencias tienes para sentirte de esa manera. Después, reconoce las creencias que mantienes. Descubrirás que no hay razón real que podría justificar la ira o la tristeza, excepto la ilusión (la creencia) de la separación. Aceptando una comprensión más amplia, más unificadora de tu situación, generará emociones amorosas, que a su vez te brindará pensamientos completamente diferentes de los que tuviste antes. Esto también cambiará el modo en que te comportas y actúas. Todas las creencias contienen su propio sistema intrínseco ―auto perpetuo de lógica y evidencia. Cada creencia tiene su justificación racional, su verdad relativa y su perspectiva. Si alguien pobre piensa que es constitucional robar a los ricos, porque los ricos explotan a los pobres, son propensos a convertirse en ladrones e incluso sentirse bien con eso. Realmente, han creado todas las razones necesarias para pensar así.

El principio básico aquí es que sólo podrás entender y crear en tu vida lo que crees que es tu verdad. Sólo ves lo que tú crees, ni más, ni menos. No hay otra realidad allí afuera que aquella que creas adentro. Las cosas, simplemente, no te ocurren, tú haces que ocurran. La verdad última de la vida no se basa en una idea; es el estado de conciencia el que crea desde adentro de sí mismo cualquier cosa que quiera, sin limitaciones. Estamos en la forma humana para aprender conscientemente el arte de la creación”

(Rasgar el velo de la dualidad de Andreas Moritz)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro × 1 =